31/01/2020 - Leído 73404 veces

UNA MIRADA AL DIVORCIO

Pareja Divorcio Calidad de vida Orientación familiar Separaciones Rupturas

UNA MIRADA AL DIVORCIO

Image

¿Qué está ocurriendo con las relaciones de pareja?

En la actualidad la permanencia en una relación de pareja no es algo que ocurra en forma frecuente, las separaciones se encuentran a la orden del día. Observamos esta tendencia sobre todo cuando las razones están vinculadas a la situación económica (que ejerce una gran influencia), a la inestabilidad laboral y a la desmejora en los niveles de vida.

Es interesante conocer que también existen otros factores que hoy en día facilitan los procesos de separación en una pareja:

    •   La reducción de los obstáculos legales: divorcios express, etc.
    •   Mayor aceptación social del divorciado, sobre todo la mujer divorciada.
    •   La pérdida de importancia en las posturas religiosas opuestas entre los integrantes de la pareja.
    •   La toma rápida de decisiones, producto de la “inmediatez” que proporcionan los tiempos que corren, donde todo cambio se ejecuta sin
pensarlo mucho.

No estamos a favor de que las “uniones infelices” se perpetúen, sin embargo, es necesario que nos detengamos un poco a pensar en la pareja como PROYECTO DE VIDA, hacer el ejercicio de visualizar la unión que tenemos hoy en día e imaginarla el día de “mañana”, ser más conscientes de las expectativas afectivas cuando la pasión pasa y la vida sexual no es el único placer, es necesario que a la madurez física le sumemos la madurez emocional, afectiva y por supuesto económica para poder sobrevivir.

Esta necesidad de “madurar emocionalmente” nos ayudará a tomar la decisión de estar cerca de alguien en quien confiemos, brindarnos protección mutua y apoyarnos en momentos de crisis, y si podemos hacerlo amando a esa persona, pues mucho mejor!

¿Cómo redefinir la relación de pareja?

Una relación de pareja debe en un momento determinado de su larga convivencia hacer un alto, detenerse a redefinir objetivos, quizá abandonar algunas de las premisas que los han conducido hasta el momento y replantearse su estructura intrínseca para poder seguir juntos.

Las normas, las relaciones de poder, las formas de vinculación, estructuras económicas y roles requieren cambios en las distintas etapas por las que pasan y sus integrantes deben adaptarse y hacer que el vínculo sea funcional respecto de las exigencias del momento que les toca vivir.

Los vínculos que se resisten a evolucionar tienden a disolverse.

¿Qué ocurre en las diferentes etapas en la relación de pareja?

En las etapas iniciales, cuando la pareja se está consolidando, los cambios de domicilio o de trabajo son más frecuentes, eventos como el nacimiento de los hijos o los cambios en el esquema productivo, remodelan la relación casi sin que sus integrantes se den cuenta.

Que dos personas decidan unirse, permanecer juntos o separarse, son situaciones en las cuales se entretejen en compleja diversidad las emociones, las expectativas, las historias personales de ambos, sus maneras de construir la realidad, sus creencias y prejuicios sobre el mundo, sobre los otros y acerca de si mismo.

¿Qué hace que una pareja que ha venido funcionando adecuadamente se encuentre de pronto que existen expectativas no satisfechas y que esto lleve a sus miembros a separarse?

La separación ocurre en líneas generales, luego de un tiempo en el cual uno de los integrantes de la pareja o ambos, se percatan de que la relación no está cumpliendo algunas de sus expectativas, las cuales se fueron armando con el curso de su vida bajo la influencia de creencias y formas de ver el mundo.

En algunas ocasiones ocurre que tales expectativas o necesidades que nacieron en la juventud, jamás estuvieron colmadas, sinó que eran vacíos dolorosos que fueron silenciados, inclusive desde el mismo inicio de la relación, que no habían sido identificados o que, habiéndolo sido, no fueron comunicados al compañero y, por lo tanto, nunca fueron resueltos y no obtuvieron la atención debida porque ninguno sabia como resolverlas.

Pero en determinadas circunstancias el problema no procede desde el inicio de vínculo, sinó que las personas van cambiando a medida que el tiempo transcurre, y lo hacen de formas tan distintas que llegado el momento, ni siquiera se reconocen. Lo deseable es que las personas evolucionen en forma congruente y simultánea, cosa que casi nunca ocurre.

¿Cuál es el secreto?

El secreto de esta evolución compartida es la comunicación. Cuando una persona con la que estamos conectados por medio de emociones intensas como el amor, nos hace partícipe de sus experiencias en una situación determinada, nos involucramos en su vivencia emocional con profundos mecanismos de identificación y empatía, en procesos inconscientes y conscientes que unen a la pareja, es aquí cuando la circunstancia exige adaptaciones a los cambios inminentes para poder continuar en el camino del proyecto que una vez soñaron. 

En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e iniciar otra.

La invitación es entonces a no dejar pasar ningún malestar, detectar esos cambios que van ocurriendo de forma individual en nuestro interior y darles el espacio que se merecen. Estar casados o vivir en pareja no implica despojarse de nuestras creencias ni sacrificarnos cambiando por el otro, significa crecimiento, trabajo en equipo y comunicación para lograr la transformación que trae el paso del tiempo.


Adaptación realizada por el equipo de Tu terapia en línea.


Si te identificas con este caso y consideras que necesitas terapia de pareja, pide tu cita aquí: 

También puedes escribirnos al +584129229181


 
Regresar

¿Te gusta este post? Compártelo!